Saltar al contenido

Odontología Conservadora

Uno de los cambios que ha permitido a la odontología moderna evolucionar hasta lo que es hoy en día, son los avances en materiales de reconstrucción de dientes.
Atrás quedaron las restauraciones metálicas y las fundas antiestéticas. Hoy en día, con prepararación y medios adecuados, podemos reconstruir cualquier diente dañado empleando materiales que imitan casi a la perfección a los tejidos dentales.
No solamente reproducen los colores de los dientes naturales, sino que también imitan sus distintos grados de traslucidez, la forma como reflejan la luz, lo lisos que quedan al pulirlos, la forma como se contraen o dilatan cuando tomamos cosas calientes o frías, su resistencia a la fractura, el modo como se desgastan, etc.
Y todo eso es muy importante para conseguir resultados excelentes a corto y largo plazo.
Además, los materiales actuales consiguen devolver la fuerza original al diente dañado gracias a que podemos unir con una fuerza extraordinaria composites y cerámicas a las estructuras dentales.
De todos modos, es necesario conocer y dominar toda las técnicas además de disponer de todas las opciones en cuanto a materiales.
Algunos pacientes consideran que un “empaste” es siempre lo mismo, sea cual sea la clínica dental donde se lleve a cabo, como si se tratase de un poducto comercial, (un modelo determinado de nevera, por ejemplo, sí es igual se compre donde se compre). Sin embargo esto no es así en odontología.
Hay muchas formas de llevar a cabo cada tratamiento, y muchas alternativas en cuanto a materiales.
Nuestra filosofía se basa en llevar a cabo tratamientos de la máxima calidad para nuestros pacientes.
En los casos de destrucciones dentales más extensas, no es necesario limar la parte sana del diente para confeccionar una funda. Contamos con la posibilidad de llevar a cabo incrustaciones de composite o de cerámica sin metal elaboradas con tecnología Cad-Cam, con gran resistencia y precisión de ajuste del orden de micrómetros.
Consúltenos su caso para que podamos ofrecerle la solución más conservadora y le explicaremos en detalle las ventajas de cada tratamiento.

En la Clínica Dental Padrós, trabajamos con el criterio de que la mejor combinación de materiales para las reconstrucciones con composite es:

  1. Primero aislamos correctamente al diente de la humedad de la boca.
  2. Tras limpiar y desinfectar el tejido dental dañado, mediante instumentos rotatorios, microabrasión o Carisolv, se trata la superficie de la cavidad con un líquido que crea micro-irregularidades (micro retenciones).
  3. Se aplica un adhesivo por capas que consigue una extraordinaria unión al diente y que permitirá un eficaz sellado de la interfase.
  4. Se aplica en toda la superficie una fina capa de un material que tiene una cierta elasticidad y permite compensar las diferencias entre contracción y dilatación de materiales. Además refuerza el diente justo en la unión con la restauración. También asegura el sellado.
  5. Se aplican por incrementos varias capas de composite de alta resitencia a la fractura y baja contracción. Un material que dará toda la fuerza a la reconstrucción.
  6. Toda la zona exterior se recubre de un composite de partícula muy fina, que dará la resistencia al desgaste, máxima estética, y además se pulirá muy bien para confort del paciente y para evitar que se acumule placa bacteriana a su alrededor. Este composite de micropartículas no retiene placa bacteriana ni se tiñe.
  7. Se pule meticulosamente.

Todas estas capas van fuertemente unidas entre sí, devolviéndole al diente gran parte de la fuerza estructural que tenía originalmente.

Cuando la destrucción del diente es tan grande que queda muy debilitado, será necesario reforzarlo con una incrustación de cerámica, con un onlay o con una corona o funda del mismo color que el propio diente.

La precisión del ajuste de las prótesis dentales es esencial para conseguir que duren muchos años.

Los materiales con los que se toman los moldes de los dientes son tan precisos que podrían reproducir perfectamente el grosor de una línea escrita con bolígrafo sobre un papel.

Cuando faltan dientes, la primera opción es sustituirlos con implantes, que presentan muchas ventajas sobre el resto de soluciones (acceda desde aquí a la sección de implantes).

Como alternativa se pueden realizar prótesis fijas, que sustituyen los dientes que faltan apoyándose en los dientes sanos que quedan en la boca o prótesis removibles. Más económicas pero menos cómodas.

Recientemente se han desarrollado nuevos materiales para la confección de estas prótesis dentales que  son muy finas, prácticamente irrompibles, absolutamente antialérgicas y además son bastante elásticas.

Permítanos que en la Clínica Dental Padrós estudiemos su caso y le aconsejemos la mejor solución para su dentadura.

Abrir chat
1
Hola, bienvenido a Clínica Dental Padrós
¿En qué podemos ayudarte?